Archivo de la etiqueta: clases

El Testamento mancomunado en Galicia

IMG_1482
A pesar de que la idea de hacer testamento no nos agrada especialmente, pues nos hace pensar en el día de nuestro fallecimiento, su otorgamiento tiene una gran relevancia no sólo para el propio testador, que le faculta para disponer libremente de sus bienes entre sus herederos (respetando las legítimas que establece la ley), dándole la tranquilidad de que su patrimonio queda a buen recaudo; sino especialmente para sus sucesores, pues con su otorgamiento se evitarán múltiples conflictos, además de ahorrarnos papeleo en el notario.

Podemos otorgar testamento en cualquier momento de nuestras vidas, si bien es cierto que cuando se tienen hijos o se está casado, resulta mucho más recomendable. También cobra especial importancia, en caso de no tener descendencia o querer legar algo concreto a una persona sin derecho a la herencia.
Lo primero que hay que tener claro es cómo queremos repartir nuestros patrimonio, aunque esta decisión no tiene porqué ser definitiva, ya que podremos revocarlo cuantas veces consideremos conveniente hasta el momento de fallecimiento, con el mero hecho de realizar un nuevo testamento.

El testamento por excelencia en España, es el que comúnmente se denomina “Del uno para el otro y a falta de los dos para los hijos”, que debe ser otorgado por cada uno de los cónyuges por separado. Con él, el cónyuge fallecido lega al cónyuge supérstite el usufructo universal, esto es, tendrá el uso pero no la propiedad de los bienes del causante, no pudiendo vender libremente los bienes del fallecido sin consentimiento de los hijos. Al fallecimiento de ambos cónyuges heredarán los hijos por partes iguales.

A continuación, explicaremos brevemente las distintas clases de testamento que recoge nuestro ordenamiento jurídico, teniendo en cuenta, que existen particularidades en los derechos forales de algunas Comunidades Autónomas.

Existen dos clases de testamento: COMÚN (ológrafo, abierto y cerrado) y ESPECIAL (militar, marítimo y el hecho en país extranjero). Sin duda, el más usual es el testamento abierto, que es el más común y seguro, mediante el cual el testador manifiesta su voluntad ante el notario, que es quien redacta el testamento.

Por su parte, la Ley 2/2006, de 14 de junio, de Derecho Civil de Galicia, prevé como diferencia al derecho común, que el testamento abierto pueda ser mancomunado, otorgado por dos o más personas, normalmente los cónyuges, en un único documento notarial.

A la hora de otorgar testamento, y a la vista de las diferentes clases existentes y las distintas disposiciones testamentarias que se pueden incluir en los mismos, es conveniente acudir a un experto para que, una vez planteadas las dudas y teniendo en cuenta nuestras circunstancias personales, redactar el testamento que más nos convenga.

Yolanda Fernández Fernández. Abogada
David Alfaya Massó. Abogado