Archivo de la etiqueta: ley de derecho civil de galicia

Claves para mejorar un testamento y pagar menos por la herencia

Es muy importante tener claro cómo plasmar en testamento nuestra voluntad, para que el traspaso del patrimonio se efectúe de la mejor forma posible. Con ello, no sólo se evitarán muchos quebraderos de cabeza a todos los que en su día vayan a heredar, sino también les permitirá ahorrar dinero llegado el momento.
Y es que el hecho de heredar, aunque a priori pueda parecer ventajoso para nuestra economía y patrimonio, no siempre es así. Y ello se refleja en que cada vez son más, sobre todo en estos tiempos de crisis, quienes renuncian a las herencias. El motivo es muy claro, y es que asumir todo el coste que conlleva una herencia no siempre es posible (impuestos, deudas del causante, gastos de notaría).
Por eso lo recomendable, antes de tomar la decisión de aceptar o no una herencia, es hacer una exhaustiva labor de investigación para comprobar cuáles son los concretos bienes del causante y sus deudas. En todo caso, lo más conveniente para no asumir las deudas del difunto es aceptar la herencia A BENEFICIO DE INVENTARIO, en cuyo caso el heredero sólo responderá con lo que herede y nunca con su propio patrimonio.

Además, a continuación analizaremos una serie de medidas a tener en cuenta por el testador, para limitar el gasto que deberán asumir los herederos:

• DIVIDIR LA HERENCIA ENTRE MÁS HEREDEROS: Y es que el Impuesto de Sucesiones es progresivo, por lo que cuanto más se recibe, más pagaremos. Una solución para evitarlo, es dejar en testamento a más herederos. Por ejemplo, no sólo incluir en testamento al cónyuge y a los hijos, sino también a los nietos.
Además, y en el caso de la Comunidad Autónoma de Galicia, los descendientes, adoptados, cónyuges, ascendientes y adoptantes, se podrán beneficiar de no pagar el Impuesto de Sucesiones cuando la base imponible sea igual o inferior a 125.000 euros por cada heredero. Es decir, y aplicándolo en un caso concreto en el que hay tres hijos y cuatro nietos: si sólo los hijos son llamados a la herencia la masa hereditaria sólo podría llegar hasta 375.000 euros para que los herederos estuvieran exentos de pagar el impuesto, en cambio sin son llamados los hijos y nietos, la masa hereditaria tendría que superar los 875.000 euros para que saliese una cuota positiva.

• DEJAR LA HERENCIA A LOS HEREDEROS MÁS PRÓXIMOS EN GRADO: Pues existen una serie de reducciones según el grupo de parentesco. Así, las mayores reducciones se aplican, por el siguiente orden, 1) a los descendientes y adoptados menores de 21 años; 2) a los descendientes y adoptados mayores de 21 años, cónyuges, ascendientes y adoptantes; 3) a los colaterales de segundo y tercer grado, y ascendientes y descendientes por afinidad. Cualquier otro vínculo con el causante no incluido en alguno de estos grupos no goza de ninguna reducción por parentesco.

• APROVECHARSE DE LAS REDUCCIONES QUE PREVÉ EL IMPUESTO DE SUCESIONES: Por ejemplo, la reducción por discapacidad, que varía según el grado de minusvalía, pudiendo llegar a la exención del pago del impuesto cuando se trate de descendientes, adoptados, cónyuges, ascendientes y adoptantes, con una minusvalía igual o superior al 65% (siempre que el patrimonio no exceda de 3.000.000 de euros). Asimismo, para beneficiarse de la reducción por adquisición de la vivienda habitual, ésta podría adjudicarse al heredero que tenga que pagar más por el impuesto.

• HACER DONACIONES EN VIDA: Siempre y cuando fiscalmente sea más ventajoso que heredar. A modo de ejemplo, en Galicia se contempla una reducción del 95% de la base imponible del impuesto, en la donación hecha al hijo menor de 35 años si ésta no excede de 60.000 euros, destinada a la adquisición de su primera vivienda habitual.

• HACER PACTOS SUCESORIOS DE MEJORA Y APARTACIÓN (regulados en la Ley 2/2006, de 14 de junio, de Derecho Civil de Galicia). En los pactos de mejora se conviene a favor de los descendientes la sucesión en bienes concretos, pudiendo el mejorado adquirir la propiedad o bien al tiempo de fallecimiento del causante (sin entrega de bienes de presente) o bien en el momento de firmar el pacto (con entrega de bienes de presente). En el caso de la apartación, a cambio de la transmisión de presente de bienes concretos se excluye al apartado y su linaje de la condición de legitimario en la herencia del apartante. Ambos supuestos están sujetos al Impuesto de Sucesiones, por lo que el cónyuge y descendientes están exentos del pago del impuesto cuando lo que se da no excede de 125.000 euros.
Estas son sólo algunas de las medidas que el testador debería tener en cuenta al otorgar testamento. Pues el objetivo de planificar la herencia no es otro que transmitir el patrimonio conforme a la voluntad y deseos del causante, sin que ello conlleve problemas familiares y un grave perjuicio económico a sus seres queridos.

Yolanda Fernández Fernández. Abogada

Anuncios