Archivo de la etiqueta: liquidación

Disolución y liquidación de una sociedad

asesority
Cuando las cosas no van bien para una empresa y se toma la difícil situación de cerrar un negocio, todo son complicaciones, para empezar los socios deben tomar la decisión por mayoría ordinaria (que en caso de S.L. equivale a un tercio de las participaciones del capital social), de la junta general de socios.

Si existen deudas la sociedad no podrá disolverse, y nos obligaría a presentar concurso de acreedores. La Ley Concursal entiende la insolvencia del deudor como la imposibilidad de hacer frente a los pagos, aunque tenga patrimonio, si no se dispone de liquidez suficiente para pagar las deudas. Existe la posibilidad de presentar el conocido como preconcurso de acreedores, que mediante solicitud al Juzgado de lo Mercantil, concede un plazo de 3 meses para refinanciación de la deuda y buscar un acuerdo con los acreedores, normalmente mediante una quita y/o espera.

Los artículos del 360 al 400 del Real Decreto Legislativo 1/2010, de 2 de julio, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Sociedades de Capital, establece todo lo relativo a la disolución y liquidación de sociedades, siendo causa de disolución de una sociedad de capital:
a) Por el cese en el ejercicio de la actividad o actividades que constituyan el objeto social. En particular, se entenderá que se ha producido el cese tras un período de inactividad superior a un año.
b) Por la conclusión de la empresa que constituya su objeto.
c) Por la imposibilidad manifiesta de conseguir el fin social.
d) Por la paralización de los órganos sociales de modo que resulte imposible su funcionamiento.
e) Por pérdidas que dejen reducido el patrimonio neto a una cantidad inferior a la mitad del capital social, a no ser que éste se aumente o se reduzca en la medida suficiente, y siempre que no sea procedente solicitar la declaración de concurso.
f) Por reducción del capital social por debajo del mínimo legal, que no sea consecuencia del cumplimiento de una ley.
g) Porque el valor nominal de las participaciones sociales sin voto o de las acciones sin voto excediera de la mitad del capital social desembolsado y no se restableciera la proporción en el plazo de dos años.
h) Por cualquier otra causa establecida en los estatutos.

Tras el acuerdo de disolución se abre el período de liquidación, nombrando liquidadores; y que en el caso de micropymes o pequeñas sociedades limitadas puede realizarse de forma simultánea, siempre que no sea necesario liquidar bienes de la sociedad, y no haya operaciones pendientes. Los socios aprobarán el balance final de liquidación y el informe de las operaciones realizadas, repartiendo el patrimonio resultante de la liquidación conforme a las normas que se hubiesen establecido en los estatutos o, en su defecto, a las fijadas por la junta general.
Finalmente los liquidadores otorgarán escritura pública de extinción de la sociedad, en el Notario y procederán a su inscripción en el Registro Mercantil.

Pero, lo más fácil y habitual es simplemente presentar en la Agencia Tributaria de forma presencial o desde la sede electrónica, el modelo 036 marcando la opción de cese de actividad y la fecha de la misma; y no hacer nada más, lo que supone un incumplimiento de funciones de los administradores de la sociedad, y con el riesgo que conlleva de un posible concurso de acreedores necesario que podría presentar alguno de nuestros acreedores para intentar cobrar la deuda existente, presumiendo la culpabilidad del administrador o consejo de administración, lo que nos lleva al pago de las deudas de la sociedad con los bienes particulares, incluso mediante el embargo preventivo.

El coste de la disolución y liquidación de una sociedad limitada, donde las cosas no fueron bien y los socios toman la decisión de forma consensuada y pacíficamente, se limitada a los gastos de escritura notarial de disolución y liquidación y los gastos de su inscripción en el Registro Mercantil, que para una micropyme podría rondar los 600 euros. Pero en la mayoría de los casos, todo se complica: Discrepancias entre socios, falta de convocatoria de la junta general, contabilidad con errores, lo que conlleva a la dificultad de preparar el balance de cierre, existencia de operaciones pendientes o venta necesaria de bienes de la sociedad para poder liquidarla.

David Alfaya Massó
Abogado

Anuncios

Ejemplo de liquidación Impuesto de Sucesiones en Galicia

A continuación trataremos de explicar, a través de un ejemplo, cómo liquidar el impuesto de sucesiones en Galicia (modelo 650). El objetivo final será determinar la cuota tributaria que tendrá que ingresar cada uno de los herederos llamados a la sucesión.
A la hora de liquidar el impuesto tendremos en cuenta las consideraciones especiales que tiene Galicia, regulada por el Decreto Legislativo 1/2011, de 28 de julio, por el que se aprueba el texto refundido de las disposiciones legales de la Comunidad Autónoma de Galicia en materia de tributos cedidos por el Estado.

Caso práctico: D. Manuel R. M. y Dª. Elvira P. F. (80 años) son un matrimonio casado en régimen de gananciales. Tienen dos hijos, D. Pedro R. P. y D. Juan R. P. Con ellos vive también la madre de D. Manuel. Tras el fallecimiento de D. Manuel R. M., el 10/10/2013, sus herederos tendrán un plazo máximo de 6 meses para presentar el Impuesto de Sucesiones (pudiendo solicitar una prórroga de otros 6 meses).

Los pasos a seguir son los siguientes:
1) Habrá que LIQUIDAR LA SOCIEDAD DE GANANCIALES, por lo que a cada uno de los cónyuges le corresponderá un 50% del patrimonio ganancial. En el siguiente cuadro se indican los bienes gananciales que tenía la pareja, la valoración que a cada uno de ellos le da la Xunta, y el importe que se le adjudica a cada uno de los cónyuge. Para liquidar el impuesto únicamente tenemos que incluir los bienes que integren el caudal hereditario del causante, y que constituye el CAUDAL RELICTO.

– Casa en Pontevedra (vivienda habitual). Valor catastral: 70.200 € Valoración: 295.721,32 € 50% causante y 50% viuda: 147.860,66 €
– Piso en Lugo. Valoración: 51.117,77 € 50% causante y 50% viuda: 25.558,88 €
– Terreno rústico en Ourense. Valoración: 18.726,81 € 50% causante y 50% viuda: 9.363,40 €
– Cuenta corriente 1. Valoración: 12.509,15 € 50% causante y 50% viuda: 6.254,57 €
– Cuenta corriente 2. Valoración:58.021,85 € 50% causante y 50% viuda: 29.010,92 €
TOTAL PATRIMONIO GANANCIAL:436.096,90 €
CAUDAL RELICTO 218.048,45 €

2) Calcular el AJUAR DOMÉSTICO (3% del caudal relicto, salvo que se estime un valor superior). Como D. Manuel estaba casado al tiempo de su fallecimiento, habrá que descontar un 3% sobre el valor catastral de la vivienda habitual:

CAUDAL RELICTO 218.048,45 € + AJUAR DOMÉSTICO (3% 218.048,45)+ 6.541,45 € -3% VIVIENDA HABITUAL (por cónyuge supérstite) -2.106 €
AJUAR DOMÉSTICO 4.435,45 €
CAUDAL HEREDITARIO NETO A DISPOSICIÓN DE LOS HEREDEROS (masa hereditaria) 222.483,90 €

3) Una vez obtenido el caudal hereditario neto a disposición de los herederos, habrá que determinar qué proporción le corresponde a cada uno de ellos. Para ello hay que tener en cuenta si el causante ha otorgado o no testamento. Supongamos, para este caso concreto, que D. Manuel no otorgó testamento, por lo que la herencia se repartirá, conforme a lo dispuesto en la Ley, del siguiente modo:

• A Dª Elvira se le asignará la cuota de usufructo viudal. La Ley de Derecho Civil de Galicia fija la legítima del cónyuge viudo (cuando concurra con descendientes), en ¼ en usufructo. El valor del usufructo se calculará conforme a la edad del usufructuario con un límite mínimo de un 10% (89 –edad usufructuario). Este porcentaje se aplicará sobre el cuarto de la legítima, que la Ley de Derecho Civil de Galicia asigna al cónyuge viudo.

Así, la porción hereditaria de Dª. Elvira será de 5.562,10 € (222.483,90 * 2,5%).

• El resto (97,5%) se repartirá entre sus hijos a partes iguales. Esto es, un 48,75% a cada hijo. Por lo que el valor de la porción hereditaria de cada hijo asciende a 108.460,90 €.

• De conformidad con la Lei 2/2006, do 14 de xuño, de Dereito Civil de Galicia, los ascendientes no tienen derecho a la legítima, por lo que la madre de D. Manuel, no tendría ningún derecho sobre la herencia. Únicamente vamos a calcular la cuota a ingresar de uno de los hijos. Para los demás herederos, el procedimiento es similar.

4) Sobre el valor de la porción del caudal hereditario habrá que aplicar las REDUCCIONES, DEDUCCIONES y BONIFICACIONES que procedan (tanto estatales como autonómicas).

Porción hereditaria de cada uno de los hijos (Base Imponible) +108.460,90 € -Reducción por adquisición vivienda habitual (97%) 48,75% sobre 147.860,66 € * 97% – 69.919,61 € – Reducción por parentesco – 18.000 €.
BASE LIQUIDABLE 20.541,29 €
TIPO DE % APLICABLE (5%) CUOTA ÍNTEGRA: 1.027,06 €. COEFICIENTE MULTIPLICADOR (1%) -Deducción por parentesco* -1.027,06 €
CUOTA TRIBUTARIA 0

* En las adquisiciones mortis causa por descendientes, adoptados, cónyuges, ascendientes y adoptantes, se aplicará una deducción del 100% de la cuota tributaria siempre que su base imponible fuese igual o inferior a 125.000 euros.

Yolanda Fernández Fernández. Abogada
David Alfaya Massó. Abogado