Archivo de la etiqueta: sucesión

Quien tiene derecho a heredar en Galicia

A la hora de determinar quién tiene derecho a una herencia, lo primero que hay que conocer es si el causante ha otorgado o no testamento.  Además, es imprescindible conocer el lugar de residencia del fallecido, a efectos de establecer la legislación aplicable, pues hay Comunidades Autónomas que tienen derechos forales propios en temas de herencia.

En el caso de Galicia, se aplica para las herencias la Lei 2/2006, do 14 de xuño, de dereito civil de Galicia y subsidiariamente el Código Civil.

SI NO HAY TESTAMENTO (Sucesión intestada o “ab intestato”):

Por  Ley se designa a los beneficiarios de la herencia, siguiendo un orden de parentesco.

ORDEN DE LLAMAMIENTO

REGLAS

I. Hijos y   descendientes Los hijos heredarán por derecho propio a partes iguales
II. Ascendientes – El padre y la madre heredan por partes iguales

– Si sólo vive uno de ellos, heredará la totalidad de   la herencia

– Si no viven los padres, heredarán los ascendientes   más próximos en grado (los abuelos). Si viven abuelos maternos y paternos,   heredarán ambas familias a partes iguales.

III. Cónyuge En   defecto de los ascendientes y descendientes, sucederá en todos los bienes del   difunto, siempre que no esté separado judicialmente o de hecho.
IV. Colaterales   (hasta el cuarto grado)  – Si sólo concurren hermanos, heredan por partes   iguales

– Hermanos con sobrinos, los sobrinos se reparten entre   sí la porción de la herencia que le hubiese correspondido al hermano del   fallecido.

– Hermanos de padre y madre con hermanastros, los   primeros heredarán el doble que los segundos.

– Si todos son hermanastros, heredan a partes iguales.

V. Estado / Comunidad Autónoma de Galicia

En defecto de los parientes anteriores.

SI HAY TESTAMENTO

Existen dos tipos de herederos (pues el causante no tiene libertad absoluta de testar):

  • VOLUNTARIOS: Aquellos que han sido designados expresamente por el fallecido en su testamento. En caso de que fallezcan antes que el testador, no transmiten a sus herederos ningún derecho sobre la herencia.
  • FORZOSOS: Son los que la Ley les reconoce su derecho a heredar.

En GALICIA, toda herencia se divide en dos partes: LEGÍTIMA y LIBRE DISPOSICIÓN. Otorgándole al testador mayor libertad para testar que en el derecho común.

LEGÍTIMA

HIJOS Y   DESCENDIENTES ¼ PARTE (deberá ser dividido a partes iguales)
ASCENDIENTES NO SON LEGITIMARIOS
CÓNYUGE – Cónyuge viudo o pareja de hecho: si concurre con   descendientes ¼ en usufructo.

– Si no concurre con descendientes: ½ en usufructo.

LIBRE DISPOSICIÓN

CUALQUIER PERSONA ¾ PARTES

La situación cambia en el DERECHO COMÚN (Aplicable en la comunidad autónomas sin derechos forales propios y por lo tanto NO en Galicia), donde se divide la herencia en LEGÍTIMA, MEJORA Y LIBRE DISPOSICIÓN:

LEGÍTIMA ESTRICTA

HIJOS Y DESCENDIENTES 1/3 PARTE (deberá ser dividido a partes iguales)
ASCENDIENTES
(en defecto de los anteriores)
1/2 salvo que concurran con el cónyuge viudo que será   1/3.
CÓNYUGE – Usufructo de 1/3 si concurre con hijos o   descendientes;

– 1/2 si concurre con padres o ascendientes;

– 2/3 si no concurre con descendientes ni ascendientes.

MEJORA

HIJOS Y DESCENDIENTES 1/3 PARTE (se podrá mejorar a favor de alguno o   algunos)

LIBRE DISPOSICIÓN

CUALQUIER PERSONA 1/3 PARTE

Yolanda Fernández Fernández. Abogada
David Alfaya Massó. Abogado

Anuncios

Trámites Herencia

IMG_1478

Con el fallecimiento de un ser querido surge el problema de cómo tramitar su herencia. ¿Qué debemos hacer para iniciar la tramitación de la sucesión? A continuación se detallan, con carácter genérico, los pasos a seguir para su gestión:

  1. Lo primero que hay que hacer es solicitar el Certificado de defunción en el Registro Civil del lugar donde ocurrió la defunción.
  2. Para saber si el fallecido ha otorgado o no testamento, habrá que solicitar, una vez transcurrido quince días hábiles a partir de la fecha de defunción, el Certificado del Registro General de Actos de Última voluntad, al Ministerio de Justicia mediante la presentación de un impreso oficial, acompañado del certificado de defunción.
  3. Si hay testamento, la herencia será Testamentaria y los bienes y derechos se trasmitirán del modo en que el fallecido hubiese dispuesto en el testamento. Para poder disponer de los bienes y derechos del causante los herederos testamentarios deberán solicitar una copia autorizada del testamento al Notario que la otorgó.
  4. Si no hay testamento, habrá que obtener una declaración de herederos legales (ab intestato) que se otorga  ante el notario (cuando el fallecido haya dejado cónyuge viudo, descendientes o ascendientes)  o el juez de Primera Instancia (para los demás herederos).
  5. Determinados los herederos, deberá hacerse un inventario de los bienes y las deudas del difunto.
  6. A continuación, deberá procederse a la aceptación y adjudicación de los bienes. Si son inmuebles, se hará por medio de escritura pública notarial; en los demás casos podrá hacerse mediante documento privado.
  7. Ya por último, y siempre en el plazo máximo de seis meses desde el fallecimiento, habrá que liquidar el impuesto de sucesiones. A la hora de liquidar el impuesto, hay que tener en cuenta las siguientes consideraciones:
  • Al caudal hereditario se le aplicarán las reducciones que correspondan, de carácter subjetivo (como son las de parentesco, discapacidad), o de carácter objetivo (como la adquisición de vivienda habitual, bienes y derechos afectos a una actividad económica, explotaciones agrarias).
  • Al resultado obtenido, se aplicará la siguiente escala de gravamen (de acuerdo con lo dispuesto en el Decreto Legislativo 1/2011, de 28 de julio, por el que se aprueba el texto refundido de las disposiciones legales de la Comunidad Autónoma de Galicia en materia de tributos cedidos por el Estado)
  • Una vez obtenida la cuota íntegra, aplicaremos el coeficiente multiplicador, en función del patrimonio preexistente del contribuyente y del grupo, según el grado de parentesco.
  • Finalmente, para obtener la cuota tributaria a ingresar, restaremos las deducciones y bonificaciones (como las adquisiciones mortis causa por sujetos pasivos del grupo I y la deducción por parentesco).

8. Liquidado el impuesto se puede tomar posesión de lo que corresponde a cada heredero.

Tipo aplicable del Impuesto de Sucesiones, varia dependiendo de la base liquidable y del parentesco, así, para los descendientes y adoptados, cónyuges y ascendientes, el tipo será progresivo entre el 5% y el 18%; y para los colaterales,  ascendientes y descendientes por afinidad y extraños, el tipo será de entre 7,65% y 34%.

Yolanda Fernández Fernández. Abogada
David Alfaya Massó. Abogado