Archivo de la etiqueta: testamento

El Testamento mancomunado en Galicia

IMG_1482
A pesar de que la idea de hacer testamento no nos agrada especialmente, pues nos hace pensar en el día de nuestro fallecimiento, su otorgamiento tiene una gran relevancia no sólo para el propio testador, que le faculta para disponer libremente de sus bienes entre sus herederos (respetando las legítimas que establece la ley), dándole la tranquilidad de que su patrimonio queda a buen recaudo; sino especialmente para sus sucesores, pues con su otorgamiento se evitarán múltiples conflictos, además de ahorrarnos papeleo en el notario.

Podemos otorgar testamento en cualquier momento de nuestras vidas, si bien es cierto que cuando se tienen hijos o se está casado, resulta mucho más recomendable. También cobra especial importancia, en caso de no tener descendencia o querer legar algo concreto a una persona sin derecho a la herencia.
Lo primero que hay que tener claro es cómo queremos repartir nuestros patrimonio, aunque esta decisión no tiene porqué ser definitiva, ya que podremos revocarlo cuantas veces consideremos conveniente hasta el momento de fallecimiento, con el mero hecho de realizar un nuevo testamento.

El testamento por excelencia en España, es el que comúnmente se denomina “Del uno para el otro y a falta de los dos para los hijos”, que debe ser otorgado por cada uno de los cónyuges por separado. Con él, el cónyuge fallecido lega al cónyuge supérstite el usufructo universal, esto es, tendrá el uso pero no la propiedad de los bienes del causante, no pudiendo vender libremente los bienes del fallecido sin consentimiento de los hijos. Al fallecimiento de ambos cónyuges heredarán los hijos por partes iguales.

A continuación, explicaremos brevemente las distintas clases de testamento que recoge nuestro ordenamiento jurídico, teniendo en cuenta, que existen particularidades en los derechos forales de algunas Comunidades Autónomas.

Existen dos clases de testamento: COMÚN (ológrafo, abierto y cerrado) y ESPECIAL (militar, marítimo y el hecho en país extranjero). Sin duda, el más usual es el testamento abierto, que es el más común y seguro, mediante el cual el testador manifiesta su voluntad ante el notario, que es quien redacta el testamento.

Por su parte, la Ley 2/2006, de 14 de junio, de Derecho Civil de Galicia, prevé como diferencia al derecho común, que el testamento abierto pueda ser mancomunado, otorgado por dos o más personas, normalmente los cónyuges, en un único documento notarial.

A la hora de otorgar testamento, y a la vista de las diferentes clases existentes y las distintas disposiciones testamentarias que se pueden incluir en los mismos, es conveniente acudir a un experto para que, una vez planteadas las dudas y teniendo en cuenta nuestras circunstancias personales, redactar el testamento que más nos convenga.

Yolanda Fernández Fernández. Abogada
David Alfaya Massó. Abogado

Anuncios

Claves para mejorar un testamento y pagar menos por la herencia

Es muy importante tener claro cómo plasmar en testamento nuestra voluntad, para que el traspaso del patrimonio se efectúe de la mejor forma posible. Con ello, no sólo se evitarán muchos quebraderos de cabeza a todos los que en su día vayan a heredar, sino también les permitirá ahorrar dinero llegado el momento.
Y es que el hecho de heredar, aunque a priori pueda parecer ventajoso para nuestra economía y patrimonio, no siempre es así. Y ello se refleja en que cada vez son más, sobre todo en estos tiempos de crisis, quienes renuncian a las herencias. El motivo es muy claro, y es que asumir todo el coste que conlleva una herencia no siempre es posible (impuestos, deudas del causante, gastos de notaría).
Por eso lo recomendable, antes de tomar la decisión de aceptar o no una herencia, es hacer una exhaustiva labor de investigación para comprobar cuáles son los concretos bienes del causante y sus deudas. En todo caso, lo más conveniente para no asumir las deudas del difunto es aceptar la herencia A BENEFICIO DE INVENTARIO, en cuyo caso el heredero sólo responderá con lo que herede y nunca con su propio patrimonio.

Además, a continuación analizaremos una serie de medidas a tener en cuenta por el testador, para limitar el gasto que deberán asumir los herederos:

• DIVIDIR LA HERENCIA ENTRE MÁS HEREDEROS: Y es que el Impuesto de Sucesiones es progresivo, por lo que cuanto más se recibe, más pagaremos. Una solución para evitarlo, es dejar en testamento a más herederos. Por ejemplo, no sólo incluir en testamento al cónyuge y a los hijos, sino también a los nietos.
Además, y en el caso de la Comunidad Autónoma de Galicia, los descendientes, adoptados, cónyuges, ascendientes y adoptantes, se podrán beneficiar de no pagar el Impuesto de Sucesiones cuando la base imponible sea igual o inferior a 125.000 euros por cada heredero. Es decir, y aplicándolo en un caso concreto en el que hay tres hijos y cuatro nietos: si sólo los hijos son llamados a la herencia la masa hereditaria sólo podría llegar hasta 375.000 euros para que los herederos estuvieran exentos de pagar el impuesto, en cambio sin son llamados los hijos y nietos, la masa hereditaria tendría que superar los 875.000 euros para que saliese una cuota positiva.

• DEJAR LA HERENCIA A LOS HEREDEROS MÁS PRÓXIMOS EN GRADO: Pues existen una serie de reducciones según el grupo de parentesco. Así, las mayores reducciones se aplican, por el siguiente orden, 1) a los descendientes y adoptados menores de 21 años; 2) a los descendientes y adoptados mayores de 21 años, cónyuges, ascendientes y adoptantes; 3) a los colaterales de segundo y tercer grado, y ascendientes y descendientes por afinidad. Cualquier otro vínculo con el causante no incluido en alguno de estos grupos no goza de ninguna reducción por parentesco.

• APROVECHARSE DE LAS REDUCCIONES QUE PREVÉ EL IMPUESTO DE SUCESIONES: Por ejemplo, la reducción por discapacidad, que varía según el grado de minusvalía, pudiendo llegar a la exención del pago del impuesto cuando se trate de descendientes, adoptados, cónyuges, ascendientes y adoptantes, con una minusvalía igual o superior al 65% (siempre que el patrimonio no exceda de 3.000.000 de euros). Asimismo, para beneficiarse de la reducción por adquisición de la vivienda habitual, ésta podría adjudicarse al heredero que tenga que pagar más por el impuesto.

• HACER DONACIONES EN VIDA: Siempre y cuando fiscalmente sea más ventajoso que heredar. A modo de ejemplo, en Galicia se contempla una reducción del 95% de la base imponible del impuesto, en la donación hecha al hijo menor de 35 años si ésta no excede de 60.000 euros, destinada a la adquisición de su primera vivienda habitual.

• HACER PACTOS SUCESORIOS DE MEJORA Y APARTACIÓN (regulados en la Ley 2/2006, de 14 de junio, de Derecho Civil de Galicia). En los pactos de mejora se conviene a favor de los descendientes la sucesión en bienes concretos, pudiendo el mejorado adquirir la propiedad o bien al tiempo de fallecimiento del causante (sin entrega de bienes de presente) o bien en el momento de firmar el pacto (con entrega de bienes de presente). En el caso de la apartación, a cambio de la transmisión de presente de bienes concretos se excluye al apartado y su linaje de la condición de legitimario en la herencia del apartante. Ambos supuestos están sujetos al Impuesto de Sucesiones, por lo que el cónyuge y descendientes están exentos del pago del impuesto cuando lo que se da no excede de 125.000 euros.
Estas son sólo algunas de las medidas que el testador debería tener en cuenta al otorgar testamento. Pues el objetivo de planificar la herencia no es otro que transmitir el patrimonio conforme a la voluntad y deseos del causante, sin que ello conlleve problemas familiares y un grave perjuicio económico a sus seres queridos.

Yolanda Fernández Fernández. Abogada

Protocolo de sucesión de empresa familiar

IMG_4132

La mayoría de la empresas son familiares y de pequeño tamaño, y en determinado momento es necesario plantearse algunas cuestiones de gran importancia sobre su futuro y la sucesión.

¿Cómo transmitir la empresa a los hijos? ¿Están estos preparados para continuar con el negocio? ¿Cuando es el momento de jubilarse o cede en control de la empresa?
Surgen muchas dudas, y posible problemas, como conflictos entre hermanos o miembros de la familia, fiscalidad de la sucesión, la necesidad de hacer testamento o el plantearse si no será mejor vender la empresa para evitar enfrentamientos entre familiares.

El protocolo de sucesión empresarial, es una herramienta fundamental, que sirve para analizar la empresa y hacer una declaración de intenciones sobre su sucesión, consensuada por todos los miembros de la familia, que busca la continuidad exitosa de la empresa familiar, regulando la unidad y dedicación en la actividad empresarial.

Es una herramienta dinámica que recoge el sentir de la familia y que debe revisarse periódicamente, adaptándolo a las circunstancias familiares, personales y del mercado. Similar a un plan de empresa, debe responder a todas las preguntas que podamos plantearnos sobre la sucesión, y dar un solución a cada posible situación, con la finalidad de buscar lo mejor para todos los miembros de la familia y continuar con la empresa, como generador de trabajo para sus miembros, o en otros casos, en búsqueda de la rentabilidad de los socios familiares.

El Protocolo de sucesión de empresa familiar persigue como objetivos:

• Defender el patrimonio familiar, evitando la dispersión del capital y del poder.
• Proteger la estrategia de la empresa familiar.
• Evitar o ayudar a superar las crisis estructurales de las empresas, adelantándose a los problemas intergeneracionales.
• Dar tranquilidad a los miembros de la familia ante uno de los retos más importantes de la empresa, que no siempre se valora correctamente, ni se le dedica el tiempo que requiere.

Contenido del Protocolo de sucesión de empresa familiar.

1. INTRODUCCIÓN.
2. FAMILIA E HISTORIA DE LA EMPRESA.
3. OBJETIVOS DEL GRUPO FAMILIAR.
4. FINALIDAD Y PRINCIPIOS GENERALES.
5. LA FAMILIA Y LA EMPRESA.
6. REMUNERACIÓN.
7. LA PROPIEDAD.
8. ÓRGANOS DE GOBIERNO.
9. EXCEPCIONES, MODIFICACIONES Y REVISIÓN.
10. CONSEJERO-ASESOR EXTERNO.
11. ÓRGANOS DE PARTICIPACIÓN DE LA FAMILIA.
12. REGÍMENES MATRIMONIALES.

David Alfaya Massó. Abogado

Para conocer más sobre el protocolo de sucesión de empresa familiar, contacte con nosotros:

Trámites Herencia

IMG_1478

Con el fallecimiento de un ser querido surge el problema de cómo tramitar su herencia. ¿Qué debemos hacer para iniciar la tramitación de la sucesión? A continuación se detallan, con carácter genérico, los pasos a seguir para su gestión:

  1. Lo primero que hay que hacer es solicitar el Certificado de defunción en el Registro Civil del lugar donde ocurrió la defunción.
  2. Para saber si el fallecido ha otorgado o no testamento, habrá que solicitar, una vez transcurrido quince días hábiles a partir de la fecha de defunción, el Certificado del Registro General de Actos de Última voluntad, al Ministerio de Justicia mediante la presentación de un impreso oficial, acompañado del certificado de defunción.
  3. Si hay testamento, la herencia será Testamentaria y los bienes y derechos se trasmitirán del modo en que el fallecido hubiese dispuesto en el testamento. Para poder disponer de los bienes y derechos del causante los herederos testamentarios deberán solicitar una copia autorizada del testamento al Notario que la otorgó.
  4. Si no hay testamento, habrá que obtener una declaración de herederos legales (ab intestato) que se otorga  ante el notario (cuando el fallecido haya dejado cónyuge viudo, descendientes o ascendientes)  o el juez de Primera Instancia (para los demás herederos).
  5. Determinados los herederos, deberá hacerse un inventario de los bienes y las deudas del difunto.
  6. A continuación, deberá procederse a la aceptación y adjudicación de los bienes. Si son inmuebles, se hará por medio de escritura pública notarial; en los demás casos podrá hacerse mediante documento privado.
  7. Ya por último, y siempre en el plazo máximo de seis meses desde el fallecimiento, habrá que liquidar el impuesto de sucesiones. A la hora de liquidar el impuesto, hay que tener en cuenta las siguientes consideraciones:
  • Al caudal hereditario se le aplicarán las reducciones que correspondan, de carácter subjetivo (como son las de parentesco, discapacidad), o de carácter objetivo (como la adquisición de vivienda habitual, bienes y derechos afectos a una actividad económica, explotaciones agrarias).
  • Al resultado obtenido, se aplicará la siguiente escala de gravamen (de acuerdo con lo dispuesto en el Decreto Legislativo 1/2011, de 28 de julio, por el que se aprueba el texto refundido de las disposiciones legales de la Comunidad Autónoma de Galicia en materia de tributos cedidos por el Estado)
  • Una vez obtenida la cuota íntegra, aplicaremos el coeficiente multiplicador, en función del patrimonio preexistente del contribuyente y del grupo, según el grado de parentesco.
  • Finalmente, para obtener la cuota tributaria a ingresar, restaremos las deducciones y bonificaciones (como las adquisiciones mortis causa por sujetos pasivos del grupo I y la deducción por parentesco).

8. Liquidado el impuesto se puede tomar posesión de lo que corresponde a cada heredero.

Tipo aplicable del Impuesto de Sucesiones, varia dependiendo de la base liquidable y del parentesco, así, para los descendientes y adoptados, cónyuges y ascendientes, el tipo será progresivo entre el 5% y el 18%; y para los colaterales,  ascendientes y descendientes por afinidad y extraños, el tipo será de entre 7,65% y 34%.

Yolanda Fernández Fernández. Abogada
David Alfaya Massó. Abogado